Aunque no lo creas algunos de los enunciados de este post resultan habituales pero nunca nos atrevimos pensar que serían beneficiosos para una piel radiante llena de vida y saludable.

 

Nueces

Es uno de los frutos secos más saludables. Las nueces Contienen grandes cantidades de omega-3, que nos ayuda a regular nuestro colesterol y prevenir enfermedades cardiovasculares.

También son ricas en fósforo, mineral que ayuda a mejorar nuestra memoria.

 

Chocolate negro

¿Quien dijo que el chocolate no era sano? Nada más lejos de la realidad. Aunque si es verdad que es un alimento que nos aporta muchas calorías y que debemos consumir con moderación, el chocolate es rico en flavonoides, sustancias antioxidantes que aportan firmeza y elasticidad a nuestra piel.

Cuanto más puro el chocolate, más cantidad de flavonoides contiene. Yo te recomiendo un chocolate negro con un mínimo de 70% de pureza.

 

Zanahoria

La zanahoria es uno de los vegetales más ricos en betacarotenos, también conocidos como provitamina A.

La provitamina A luego en nuestro cuerpo se transforma en vitamina A, siendo esta última esencial para el cuidado de nuestra piel. La vitamina A previene el envejecimiento prematuro de la piel y participa en los procesos de regeneración celular.

Ayuda a demás en el proceso de mantenimiento de la salud visual.

Consume la regularmente.

 

 

 

Tomate

El tomate contiene un potente antioxidante llamado licopeno, el cual nos protege del ataque de los radicales libres y previene el envejecimiento de la piel.

También es rico en betacaroteno.

Por si fuera poco, un consumo frecuente de tomate mejora la potencia sexual en los hombres. Interesante no? 😉

 

 

 

 

Arándanos

Aunque en general todos los frutos rojos (fresas, frambuesas, moras, bayas, grosellas,..etc) tienen un gran poder antioxidante. Estos pequeños frutos, son de los más ricos en vitamina C. Si realmente queremos lucir una piel radiante, te aconsejo comer arándanos frecuentemente. Con muy poca cantidad, cubres las necesidades diarias de vitamina C. Además, los arándanos previenen infecciones de orina, gracias a unos flavonoides llamados antocianidinas. Así que si tienes ese problema, te serán muy útiles.